Ir a contenido
Nadie quiere saber el secreto de Victoria

Nadie quiere saber el secreto de Victoria


Si alguien en algún momento creyó que el leit motiv de Eccentric Donkey, es decir, el no a las etiquetas, era un ardid para lograr ventas o algo así, ese alguien está muy equivocado.

Para muestra de que la tendencia mundial es la inclusión y el decirle no a los estereotipos de toda clase, recientemente se canceló la emisión por televisión del icónico desfile anual de la marca de lencería Victoria’s Secret (baja baja… ya era hora, ¿no?).

El año pasado, la audiencia de dicho desfile fue de tan sólo 3.3 millones de televidentes, siendo que en sus mejores épocas, la audiencia rondaba los 10 millones de espectadores.

Victoria’s Secret ha estado en crisis de ventas y credibilidad desde hace tiempo, sobre todo desde que el público femenino decidió oponerse contra los rígidos estándares de belleza (modelos superdelgadas de rostros afilados) que imponía la marca.

victoria secrect


Peor le fue a la firma cuando en 2018, Ed Razek, el director de marketing de Limited Brands (a la que pertenece Victoria’s Secret), habló en contra de las modelos talla plus y de las transexuales.

Ante otros representantes del mundo de la moda que están volteando a la diversidad y a acabar con estereotipos, como por ejemplo la firma Aerie, que utiliza como modelos a mujeres normales y se niega a hacer uso del Photoshop en sus fotos; o la modelo Ashley Graham, vocera de la visión positiva del cuerpo femenino y que maneja una línea de ropa pensada para todas las tallas; o la publicación Sports Illustrated, que lleva varios años haciendo gala de la diversidad en su edición anual de trajes de baño; Victoria’s Secret luce anticuada, rígida y alejada de las necesidades y anhelos de las mujeres de hoy.

 Así que #Labelmenot Victoria’s Secret

Artículo anterior Artistas con causa

Dejar un comentario

Los comentarios deben ser aprobados antes de aparecer

* Campos requeridos